Cinco acciones para reducir la obesidad y el sobrepeso en las empresas

  • La pérdida de productividad se eleva en 50% en los colaboradores que sufren de estos males, según la FAO.

Enterese.net.-  En Perú, al 2019, el 70% de la población adulta peruana de 30 a 59 años padece de sobrepeso y obesidad, según datos del Instituto Nacional de Salud (INS). Además, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), una persona con estos padecimientos “experimenta un aumento del 50% en la pérdida de productividad”, debido a que se afectan sus capacidades físicas, el funcionamiento cognitivo y la interacción social. Además, generan otras complicaciones como diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, estrés e incluso depresión.

Muchas empresas no son conscientes del impacto directo que tiene este problema para el éxito de la empresa. Frente a ello, Diego Castro, gerente general de Edenred, considera que esto no debería pasar inadvertido para los líderes de las empresas y deben tomar acción frente a esta epidemia. “Esta situación afecta la calidad de vida de las personas, pero también genera un impacto negativo sobre el desarrollo nacional. De hecho, según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), un país puede perder hasta 3.3 % de su PBI al año para atender esta enfermedad que es prevenible”, precisó.

Según el ejecutivo, esto eleva la responsabilidad de las empresas y les exige tomar un papel más activo en la lucha contra la obesidad, fomentando un estilo de vida saludable en los colaboradores, sobre todo dentro de los mismos  centros de trabajo.  “En Edenred, por ejemplo, lo que hemos hecho es implementar un programa de bienestar integral que brinda actividades a nuestras empresas clientes, como sesiones de yoga, charlas nutricionales, talleres de cocina, etc. Además, contamos con un club de descuento orientado al bienestar que ofrece descuentos en gimnasios, tiendas saludables y vales de alimentación”, agregó.

Como esta, Castro considera que pueden realizarse algunas otras acciones sin tener que invertir grandes cantidades de dinero y que son de rápida implementación:

Boletín diario de recomendaciones saludables: Implementar la distribución web de un boletín diario a los colaboradores con recomendaciones saludables: recetas saludables, propuestas de establecimientos con opciones saludables para el almuerzo, actividades que ayudan a incrementar la calidad de vida. Para ello, las tarjetas de alimentación, como las de Edenred, pueden ser un gran aliado, ya que los colaboradores pueden hacer uso de su tarjeta en cualquier restaurante con un POS habilitados

Fomentar espacios para la preparación  de alimentos caseros: El tener un espacio habilitado para la reserva y preparación de alimentos, puede motivar el consumo de comidas con un mejor contenido nutricional.

Implementar un día dedicado a la promoción de la alimentación saludable: Incluir un “Día saludable” a la semana en el que la empresa brinde alimentos frescos, como frutas, a los colaboradores como reemplazo ideal para alimentos procesados o bebidas gasificadas altas en azúcares.

Promover la actividad física en las oficinas: Implementar talleres, prácticas de ejercicio, o actividades de relajación que fomenten el trabajo en equipo, la preocupación por los demás y la empatía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.