Tim Minahan, vicepresidente ejecutivo de Business Strategy de Citrix

Cómo prepararse para un futuro más inteligente

Los empleados que tengan IA aumentada a disposición estarán más comprometidos y serán más innovadores y dos veces más productivos

Por: Tim Minahan, vicepresidente ejecutivo de Business Strategy de Citrix. 

Enterese.net.- Es difícil responder esa pregunta en un mundo en el que resulta muy complicado predecir lo que ocurrirá mañana. Sin embargo, las empresas que esperan fortalecerse y alcanzar una mejor posición tras la pandemia deben pensar y planificar hoy cuáles serán los futuros modelos de trabajo.

El trabajo cambió para siempre. Mientras algunas organizaciones intentan mantener el ritmo a pesar de las constantes interrupciones que preocupan al mundo, otras están aprovechando este tiempo para crear nuevos modelos de trabajo flexibles y cultivar una fuerza de trabajo empoderada para adaptarse a las condiciones cambiantes e innovar rápidamente.

Y es una maniobra muy inteligente porque, aunque el futuro parezca incierto, un nuevo estudio realizado por Oxford Analytica y Coleman Parkes, con el apoyo de Citrix, esclarece algunas cuestiones sobre cómo serán los modelos, los entornos y las fuerzas de trabajo en el 2035 y qué influencia tendrá la tecnología en su desarrollo.

Los robots no reemplazarán a los humanos – Sino que nos harán más inteligentes y eficientes. De los 500 ejecutivos C-suite y los 1.000 empleados de cinco países que fueron encuestados, tres cuartos creen que, en 15 años, la inteligencia artificial (IA) acelerará significativamente el proceso de toma de decisiones y hará que los trabajadores sean más productivos.

Se crearán nuevos puestos de trabajo – Surgirán nuevos puestos para apoyar el funcionamiento de un espacio de trabajo impulsado por la tecnología y los cambios en la relación entre humanos y máquinas, como:

  • Entrenador de robot/IA
  • Gerente de realidad virtual
  • Experto en ciencia de datos avanzados
  • Gestor de la privacidad y de la confianza
  • Diseñador

El trabajo será más flexible – La tecnología que facilita un acceso fluido a las herramientas e información que las personas necesitan para colaborar y hacer su trabajo donde sea que se encuentren impulsará los modelos de trabajo flexibles que el futuro del trabajo necesita.

  • El 67 por ciento de los profesionales (ejecutivos y empleados) creen que un modelo de “plataforma” –que genere valor al facilitar el intercambio entre grupos o individuos mediante la tecnología digital– dominará el trabajo en el futuro.
  • El 60 por ciento de los trabajadores cree que habrá pocos empleados fijos en 2035.
  • El 80 por ciento de los ejecutivos creen que las plataformas de tecnología brindarán un acceso instantáneo a talentos altamente especializados y convocados bajo demanda para potenciar las organizaciones futuras y adaptarse a los cambios repentinos del negocio y las necesidades de los consumidores.
  • El 39 por ciento de los ejecutivos creen que, en 2035, la mayoría de los especialistas más destacados serán trabajadores independientes bajo demanda.

El liderazgo será diferente – Más de la mitad de los encuestados (57 por ciento) creen que la IA tomará la mayoría de las decisiones de negocio y es posible que elimine la necesidad de contar con equipos senior de gestión.

  • El 75 por ciento cree que la mayoría de las organizaciones tendrán un departamento central de IA que supervisará todas las áreas de la empresa.
  • El 69 por ciento cree que el CEO trabajará codo a codo con una máquina que tendrá el puesto de Directora de Inteligencia Artificial (CAI).

La productividad recibirá un fuerte impulso – La tecnología, estrechamente integrada en las personas, impulsará grandes cambios en la productividad dado que los empleados recibirán el apoyo de soluciones que les permitirán hacer su mejor trabajo. “AI-ngels” –las IA como asistentes digitales– utilizarán los datos personales y del lugar de trabajo para ayudar a los empleados a priorizar las tareas y el tiempo, y a preservar su bienestar físico y mental.

Por ejemplo, estos asistentes aumentados agendarán reuniones en el horario que se obtienen mejores resultados, según factores que abarcan desde los niveles de azúcar en sangre de los participantes hasta cómo se sienten en diferentes momentos del día. Y mientras transcurren las reuniones, controlarán los niveles de concentración y las actitudes y harán los ajustes necesarios para obtener los mejores resultados.

Más de la mitad de los profesionales encuestados (51 por ciento) creen que la tecnología hará que los trabajadores por lo menos dupliquen su productividad para 2035.

El compromiso de los empleados mejorará – Dado que la tecnología y la IA se ocuparán de las tareas rutinarias que demandan mucho tiempo, el trabajo se volverá más estratégico y los empleados estarán más comprometidos.

  • El 83 por ciento de los profesionales creen que, para el 2035, la tecnología automatizará las tareas de menor valor y liberará a los empleados para que hagan el trabajo importante que quieren y les pagan por hacer.
  • El 79 por ciento dice que será un factor significativo para desarrollar las capacidades de los trabajadores humanos y crear nuevas oportunidades para el desarrollo personal y profesional.

La innovación y el crecimiento se potenciarán – Las organizaciones invertirán más en tecnología e IA que en capital humano. Esto permitirá que la innovación y los nuevos flujos de ingresos alcancen niveles nunca vistos, y potenciará el crecimiento sostenible, en particular entre las pequeñas empresas.

  • El 90 por ciento de los ejecutivos creen que, en el 2035, la inversión en tecnología de IA será lo que más impulse el crecimiento de su organización.
  • El 72 por ciento de los profesionales creen que, para el 2030, la IA generará más ingresos para su organización que los trabajadores humanos.
  • El 63 por ciento de los profesionales creen que la tecnología nivelará el campo de juego y otorgará una ventaja a las pequeñas empresas.

A causa de la pandemia de COVID-19, las compañías se vieron obligadas a reimaginar la forma de hacer las cosas y, durante los próximos 15 años, se enfrentarán a más desafíos e interrupciones que nunca. Pero en el caos se encuentran oportunidades. Las compañías que lo saben utilizarán esta crisis para comenzar a planificar la “siguiente normalidad”. No solo buscan volver a donde estaban, sino adoptar los nuevos modelos y fuerzas de trabajo para impulsar su negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.