El-CIO-un-gestor-del-negocio

El CIO, un gestor del negocio

El-CIO-un-gestor-del-negocioOrlando Perea Govea

Director Ejecutivo

Orlando.Perea@softlinegroup.com

http://www.softlinegroup.com.pe/

La avalancha de datos que cada día genera y recibe una empresa no solo ha determinado que la información empiece a ser procesada para ser filtrada, además de contar con instrumentos o indicadores que permitan distinguir cuál es buena o no en determinadas momentos estratégicos de un negocio.

En este sentido, algunas empresas se han planteado una reorganización interna, que involucra, también, la figura del CIO, quien ahora – en algunos casos – asume un componente de gestión, además de ser el máximo responsable de los procesos y de la continuidad del negocio con el apoyo de la introducción de tecnologías de avanzada. Hecho que ha motivado que los CIOs empiecen a complementar sus conocimiento técnicos con los de gestión.

Esto, además, como reacción al escenario actual que ofrece el mercado, y, Perú, no es ajeno a ello. Hoy el ámbito empresarial ha evolucionado notablemente y esto ha traído como consecuencia la necesidad de gestionar los activos de información de manera más eficaz, eficiente, segura y en cuestión de segundos.

Pero, la realidad también revela que, actualmente, la principal limitación a la que se enfrenta el CIO es, sin duda, los presupuestos, que en los últimos años están siendo cada vez más ajustados. A esto hay que sumar el encarecimiento, en especial, de las soluciones de software.

Según The Data Warehousing Institute, en Estados Unidos los negocios sufren pérdidas de más de 600 mil millones de dólares al año por una calidad de datos. Incluso, DataFlux reporta que 88% de los proyectos de integración de datos fallan por problemas en la calidad de los mismos.

Situaciones como las mencionadas empiezan a profundizarse en las áreas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) cuando éstas deben verse como un componente más de la gestión y no únicamente como una herramienta o un gasto, sino como una inversión. Entonces, desde esta perspectiva, cuando se defina un nuevo procedimiento de gestión o bien una nueva línea de negocio, siempre se debe considerar cómo se utilizarán las TIC en el mismo o a favor del negocio, esa debería ser la consigna del decisor a cargo de un proyecto.

En resumen, hoy, el CIO le hace frente a la convergencia de las distintas tecnologías y su repercusión en nuevos modelos de negocio destacable, puesto que está permitiendo el desarrollo de nuevas aplicaciones con foco al core business y continuidad de la operación, garantizando respuestas seguras y rentables acorde al mercado y a los clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.