TIC como impulsor del crecimiento de pymes

Las TIC como impulsor del crecimiento de las pymes

TIC como impulsor del crecimiento de pymes

Por: Héctor Chang

Director Unidad TOTVS Perú – Lima

El buen nivel de crecimiento económico que vive Perú, se ha visto reflejado también en los resultados de muchas empresas, en especial las Pymes que acompañan o forman parte de las cadenas productivas y tienen que responder apropiadamente a las exigencias del mercado.

Esta situación demanda administrar este crecimiento y adicionalmente brinda la oportunidad para repasar nuestros procesos y temas internos, buscando consolidar cada etapa de crecimiento en una plataforma de Organización y Sistemas que asegure nuestras mejores capacidades.

Una visión innovadora con un crecimiento implícito puede referirse al desarrollo de nuevos mercados o la definición de un nicho específico, la configuración de nuevos productos y procesos, la definición de menores costos o nuevas líneas de negocio.

Una vez que se definen estrategias y formas para realizarlas, es imprescindible contar con la capacidad de ejecución de la organización y para ello las Tecnologías de Información (TI) son las herramientas fundamentales.

Cuando se encara el tema de TI en las empresas y sobre todo en las Pymes, sugerimos considerar el Ciclo de Madurez de Gestión, para aplicar los productos y servicios de tecnología de acuerdo con el momento y la evolución de cada empresa.

En una etapa inicial, es importante mejorar y establecer los sistemas de control, entendiendo por los mismos a los procesos y tecnologías que permiten información precisa y confiable, eliminando los controles manuales y reduciendo los costos. Ejemplos de la información que se puede manejar en este nivel: control de gastos, control de costos, manejo de rentabilidades, flujo de caja, asertividad en la atención al cliente, plazos y calidad de entrega, configuración del producto, etcétera.

Una vez encaminados los sistemas de control, la prioridad es activar los sistemas de mejora de productividad, buscando oportunidades de automatizar procesos y el flujo en la comunicación interna para soporte a la toma de decisión. Resultado de esta etapa, se tiene un mejor nivel de servicio y menores costos de operación. Son ejemplos de este nivel la optimización de niveles de inventario, reducción de tiempos y costos de abastecimiento y entregas, precisión en uso de recursos, entre otros.

Cuando hayamos establecido bases de control y productividad, podemos aplicar tecnologías que nos permitan mejorar la relación con nuestros clientes y proveedores, compartiendo procesos y la información relacionada, asegurando la atención y relación para un periodo a largo plazo. La definición, seguimiento y control de estrategias de tercerización, contratos de reposición y niveles de servicio son ejemplos de  este nivel.

El siguiente nivel está relacionado con tecnologías de presencia y colaboración empresarial, expansión de las fronteras de la empresa en un entorno amplio, participando en mercados digitales, redes sociales y corporativas virtuales alcanzando los mayores niveles de posicionamiento que permiten los mejores valores y estándares de liderazgo del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.