Mitos y Verdades del Café

Enterese.net.- El café es, para muchos, una bebida imprescindible que cautiva por su aroma y sabor. Sin embargo, a demás de la cafeína esta bebida contiene muchos otros beneficios para la salud.

El café también contiene unas sustancias denominadas polifenoles, que tienen una función antioxidante, convirtiéndose en gran ayuda a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas. Los antioxidantes son sustancias beneficiosas y el café es una excelente forma de aumentar el consumo de estas sustancias en nuestras dietas.

Pero también sobre el café se ha creado una serie de mitos algunas veces correctos y otras veces no tanto. No en vano el café es la bebida estimulante más popular del mundo, y acompaña tan bien los días de invierno.

  • El café cura la resaca. El café no disminuye la cantidad de alcohol en el cuerpo, pero la cafeína despeja a la persona y la lleva a un estado de alerta.
  • El café impide la concentración. La cafeína agiliza el trabajo mental; es decir, la memoria a corto plazo y la atención.
  • El café espanta el sueño. El consumo moderado de café puede disminuir la sensación de fatiga y somnolencia, por su contenido de cafeína que actúa como estimulante del sistema nervioso.
  • El café no es apto para deportistas.  Una taza de café puede ayudar a mantener el rendimiento en ejercicios de larga duración. Pero lo óptimo para todo deportista es una adecuada alimentación.
  • El café causa hipertensión. Todo exceso es malo, pero consumir café moderadamente no eleva la presión. Por lo tanto, no desarrolla hipertensión.
  • El café daña el sistema óseo. Lo que tiene que evaluarse en este caso es la relación cafeína-calcio que se consume. El consumo de hasta 3 tazas de café al día no aumenta el riesgo de desarrollar fracturas u osteoporosis en aquellas personas que mantienen un consumo adecuado de calcio.
  • El café puede generar Parkinson. Estudios demuestran que el consumo moderado de café, por el contrario, puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.
  • La cafeína es adictiva. Existen personas que se autodenominan adictas al café, pero la cafeína no genera adicción. Cesar abruptamente su consumo puede generar en algunos casos dolores de cabeza o fatiga, síntomas pasajeros que se puede evitar reduciendo el consumo poco a poco.

Como sucede con todos los alimentos y bebidas, un consumo moderado no perjudica la salud. Por el contrario, además de su delicioso sabor, el café estimula el sistema nervioso, incrementa la energía,  contiene antioxidantes que retrasan el envejecimiento, actúa como diurético entre otras propiedades favorables para nuestro desarrollo mental y físico.

Youmi PazNutricionista Nestlé Perú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.