Philips colabora para poner fin a la pobreza de la luz

luz-led-philips

Millones de personas están muriendo innecesariamente debido a que una quinta parte de la población mundial no tiene acceso a la luz eléctrica, según advierte Royal Philips, el líder mundial en iluminación. Más de 1.300 millones de personas están atrapadas en la pobreza de la luz, ya que no tienen acceso a la electricidad. La mayoría de los afectados recurren a las lámparas de queroseno y velas para iluminar sus hogares y negocios. Pero estas fuentes de luz primitivas cobran la vida de 1,5 millones de personas cada año debido a enfermedades respiratorias e incendios – la misma cifra de fallecimientos por enfermedades relacionadas con el VIH cada año.

La advertencia se produce en el marco del lanzamiento de la ONU del Año Internacional de la Luz (IYOL). La iniciativa mundial, junto con la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de Naciones Unidas (UNESCO), reunirá a un gran consorcio de grupos de interés. Se incluyen las sociedades científicas y sindicatos, instituciones educativas, plataformas tecnológicas, organizaciones sin fines de lucro y socios del sector privado. A lo largo de 2015, se enfatizará el impacto de la luz en el desarrollo social y económico.

La pobreza de la luz afecta grandes extensiones de África, Asia y América del Sur, con sólo un 1,5% de las personas[3] del sur de Sudán con acceso a la luz eléctrica. En muchos países en desarrollo, las redes eléctricas no son viables debido a las limitaciones geográficas y financieras de vincular a cientos de comunidades aisladas. Sin embargo, la tecnología LED solar puede proporcionar luz a una fracción del costo de funcionamiento de las lámparas de queroseno, sin ningún peligro para la salud, la seguridad o el medioambiente – o la necesidad de grandes inversiones en infraestructura.

“El sufrimiento humano en esta escala es inaceptable en el siglo XXI”, dijo Eric Rondolat, CEO de Philips Lighting. “La iluminación LED con energía solar puede transformar a las comunidades rurales y salvar millones de vidas. De hecho, esta tecnología no tiene que ser inventada – ya existe y se ha demostrado. Hago un llamado a los políticos a unirse y comprometerse a acabar con la pobreza de luz en 2030”.

Una sola lámpara LED con energía solar utiliza cero energía y puede llenar una habitación con luz eficiente. El costo de una lámpara es de $10-20 una sola vez, en comparación con la factura de combustible anual de $50 para el funcionamiento de una lámpara de queroseno. A mayor escala, las luminarias LED de energía eficiente y paneles solares se pueden combinar para producir una iluminación sostenible en los lugares públicos y llevar la vida a las comunidades fuera de las horas de luz natural.

Los Centros de Luz Comunitarios (CLC) permiten operar a los servicios de salud y empresariales después de la puesta de sol, así como actividades deportivas y sociales. Philips está en proceso de instalación de 100 CLC en 12 países de África, dónde 500 millones de personas no tienen acceso a la luz.

Descubre cómo la iniciativa Philips Gift of Light ha ayudado a comunidades en la República Democrática del Congo – ver video

Video para aprender porqué la luz es fundamental para la vida – ver video

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.