Presentan nuevo medicamento para tratar la Esquizofrenia

Janssen-Invega-Sustenna

  • El nuevo medicamento de laboratorio Janssen es un inyectable que se administra una vez al mes y reduce al 30% las probabilidades de padecer crisis de esquizofrenia.
  • El 60% de las personas con esta enfermedad no son diagnosticados correctamente.

Un nuevo avance se ha dado en el campo de la esquizofrenia. El laboratorio Janssen trae al Perú
palmitato de paliperidona, el único anti psicótico atípico inyectable que se aplica mensualmente para el tratamiento de esta enfermedad.

Siendo la esquizofrenia un padecimiento crónico e incapacitante, el tratamiento farmacológico es clave. No obstante, el problema recurrente al que se enfrentan los médicos es el poco apego de los pacientes al tratamiento (adherencia).

Según el Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado Hideyo Noguchi, esta enfermedad afecta a más de 300 mil peruanos. Esta afección suele presentarse en adultos entre los 25 y 35 años, con conductas que deterioran la capacidad de pensamiento, percepción, emoción o voluntad. Estas características aparecen de forma progresiva.

Más hombres que mujeres con esquizofrenia en el mundo
A diferencia de otros tratamientos, este anti psicótico presentado por Janssen requiere una aplicación al mes, contribuyendo a que el paciente responda mejor a su terapia. También se utiliza en las personas que han tenido su primera crisis producto de la enfermedad. Se ha constatado que este medicamento disminuye en 30% las posibilidades de sufrir una nueva crisis de esquizofrenia.

En el 60% de los casos, la esquizofrenia es mal diagnosticada debido a que sus características como las alucinaciones, delirios o aislamiento social suele confundirse con otros trastornos. Esto perjudica el tratamiento del paciente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son 21 millones de personas las que sufren esquizofrenia en el mundo, de las cuales 12 millones son hombres y 9 millones mujeres. La entidad alerta que es importante tratar la enfermedad debido a que quienes la padecen tienen el doble de posibilidades de fallecer a edad temprana que el conjunto de la población. Esto, producto de enfermedades cardiovasculares, metabólicas e infecciosas que desarrollan como consecuencia del descuido en su salud física. La diabetes, por ejemplo, es más proclive a desarrollarse en este tipo de pacientes.

 

 

 

Aunque la esquizofrenia no tiene cura, es posible que se controle con un adecuado tratamiento farmacológico y psiquiátrico. Al mejorar el control de la enfermedad, mejora la reintegración de la vida social del paciente y disminuye el número de recaídas, con lo cual se logra una reducción significativa en los costos del tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.