Transporte interprovincial formal pierde alrededor de $235 millones de dolares mensuales debido a la competencia ilegal

90% de buses interprovinciales formales alertan al gobierno

Piratas del volante arrasan con transporte interprovincial formal en zonas de cuarentena focalizada del Perú.

Enterese.net.- La pandemia quebrará a más de 100 empresas de transporte interprovincial en las próximas semanas. La ASOCIACION DE TRANSPORTE TERRESTRE DE PASAJEROS COTRAP-APOIP, que reúne a 6 mil unidades de más de 500 empresas, solicitó a las autoridades del Ministerio de Transportes declarar al transporte interprovincial de pasajeros como actividad esencial y permitirle operar en todo el país para evitar que las personas se contagien en unidades informales e ilegales.

“El transporte terrestre interprovincial, es un servicio público esencial que ha invertido en seguridad para sus pasajeros. Hay un flujo comercial para atender demandas básicas, no es posible que los comerciantes queden desprotegidos al subir a unidades ilegales no fiscalizadas”, señaló Martín Ojeda, gerente general de COTRAP – APOIP.

Esta situación es muy grave en las rutas Lima – Huaral, Lima – Huacho, Lima – Cañete, Lima – Barranca, Chiclayo – Piura, Piura – Tumbes, Cuzco – Abancay, Cuzco – Puno, Arequipa – Tacna, Chimbote – Huaraz, Trujillo- Chiclayo, Lima – Huancayo, Arequipa – Camaná y otras, en las que abunda el transporte ilegal, y se desplaza a un gran número de personas que brindan los servicios esenciales y tienen que viajar y retornar diariamente a sus hogares.

En pandemia trabajan personal de servicios de agua, saneamiento, energía eléctrica, gas, combustible, telecomunicaciones, salud, (hospitales, postas, droguerías, boticas, farmacias), limpieza y recojo de residuos sólidos, servicios funerarios, caudales, comerciantes, choferes que trasladan a personas aquejadas por enfermedades diferentes al COVID-19, entre otros.  Sin embargo, el traslado de personas en vehículos interprovinciales formales está suspendido por la cuarentena focalizada en numerosas provincias y departamentos del país, el Estado alienta la ilegalidad galopante en el transporte.

La urgencia por el desplazamiento obliga a los usuarios a utilizar servicios informales de transporte, que no cuentan con terminales terrestres ni con medidas de higiene y seguridad, además, los vehículos carecen de autorización del Ministerio de Transportes y Comunicaciones e incumplen los protocolos y lineamientos aprobados mediante la Resolución Ministerial N° 0386-2020-MTC/01.

“Las unidades piratas no tienen divisiones impermeables entre asientos, ni guardan el distanciamiento social obligatorio, su personal no ha pasado por chequeos médicos certificados, tampoco garantizan la desinfección de sus unidades y no realizan un control de temperatura a los usuarios antes del embarque al vehículo. El Covid 19 tiene aval de las autoridades y viaja en autos y combis que realizan transportes ilegales”, concluyó Ojeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.