Windows 8 arranca demasiado rápido

El próximo sistema operativo de Microsoft tiene un problema; se inicia demasiado rápido. Tan rápido que el usuario no tiene tiempo para detener el proceso de arranque. Será esto ¿bueno o malo?

Marco Sagastegui Microsoft admite que Windows 8 no da tiempo al usuario para presionar F8 o F2 en caso de necesitarlo. En otras palabras, el usuario no puede detener el proceso de arranque para acceder a la configuración del equipo.

El problema ha sido descrito en el blog de desarrollo de Windows 8, donde también se presenta la solución. Microsoft ha agrupado todas las opciones disponibles durante el arranque en un menú sencillo, denominado «boot options menu», donde el usuario encontrará las herramientas de detección de errores, funciones para desarrolladores, métodos de acceso a BIOS y posibilidades de iniciar el equipo desde unidades alternativas, como por ejemplo USB.

Si surge un error durante el proceso de arranque, nuestro sistema presentará automáticamente al usuario el menú señalado. Microsoft ha incorporado una función automática de failover en Windows 8 que hace innecesario, en la mayoría de los casos, presionar F8 u otra tecla en caso de surgir errores. El sistema también está en condiciones de sugerir alternativas para corregir el error.

Con todo, en algunas ocasiones puede ser necesario acceder al menú de arranque, incluso si el equipo está funcionando sin problemas. Esto se aplica, por ejemplo, al querer iniciar el PC desde otra unidad o mediante una configuración en BIOS. En tales casos, el usuario podrá acceder al menú mediante las funciones «Configuración del PC», seleccionando » Reiniciar ahora» bajo la pestaña de «Inicio avanzado». De esa forma, el equipo será reiniciado, presentando al usuario el «boot options menu».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.