¿Conoces tu tipo de piel? Aprende cómo cuidarla adecuadamente

TIPO DE PIEL

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y necesita los mejores cuidados para mantenerse con buena salud y con una apariencia radiante. En esa línea, nuestro rostro es la parte más expuesta a diversos factores internos y externos como el clima, la contaminación, medicación, estrés y factores hereditarios que aceleran el proceso de envejecimiento creando imperfecciones.

Para aprender a cuidar nuestro rostro es preciso, en primer lugar, conocer qué tipo de piel tenemos para lograr que siempre esté radiante. En ese sentido el doctor Erick Torres, del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, nos explica cómo reconocerla:

1. Piel normal. Posee un buen equilibrio y muestra un tono uniforme, una textura suave y aterciopelada, sin presentar granitos ni puntos negros. Además, presenta una buena circulación y elasticidad.

2. Piel seca. Produce menos sebo que la piel normal, teniendo como consecuencia el envejecimiento prematuro, una tonalidad más apagada, frágil y más susceptible a la irritación. Algunas personas presentan rojeces, granitos, líneas de expresión y puntos negros.

3. Piel grasa. Presenta una producción excesiva de sebo facial, poros abiertos y dilatados, y es propensa a presentar acné.

4. Piel mixta. Es una mezcla entre la piel seca y grasa, pues presenta más textura grasosa en la zona T (mentón, nariz y frente) y mejillas.

Para mantener un cutis sano, luminoso e hidratado, el doctor Torres nos brinda información y recomendaciones valiosas para conseguir un rostro de ensueño:

• Existen diversos tratamientos que mejoran la salud de nuestro rostro como una limpieza facial profunda, vitaminas, Ácido Hialurónico no reticulado (microinyecciones superficiales), que ayudan a recuperar el volumen generando tensión, definición e hidratación. También el NCTF (infiltraciones mediante la técnica de la mesoterapia), que ayudan al rejuvenecimiento del rostro, cuello, escote y manos.

• Las manchas son signos de trastornos de pigmentación, causadas por la edad, envejecimiento prematuro, la exposición solar o por el embarazo. Para tratarlas existen tratamientos aclarantes con tecnología láser, peeling y cremas despigmentantes que ayudan a atenuarlas.

• Las líneas de expresión suelen aparecer a partir de los 30 años en diversas zonas del rostro como en el contorno de los ojos, en la frente, entrecejo, mejillas y alrededor de la boca.  Estas arrugas son causadas muchas veces por la gesticulación de la persona, el paso del tiempo, la excesiva exposición al sol y la falta de cuidados de la piel. Para tratarlas, tenemos diferentes opciones como el Botox, el cual a través de las microinyecciones de toxina botulínica nos ayudan a relajar los músculos, suavizando las marcas del paso del tiempo; y los Bioestimuladores, sustancias que estimulan de manera eficiente la formación de colágeno dando una piel más firme, con mejor elasticidad y luminosidad.

Existen varios procedimientos en el mundo de la medicina estética, pero los mencionados nos ayudarán a obtener una piel más sana. Recordemos que siempre se debe acudir al médico especialista para que nos indique qué tratamientos necesitamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.