La plataforma que reinventó los beneficios para empleados y ahora es la líder del salario emocional en LATAM

En un contexto en el  que las restricciones para contener la pandemia de coronavirus se han relajado, las compañías se enfrentan a nuevos retos como la reorganización y la cohesión de sus departamentos, la gestión del trabajo remoto y la retención y la captación del talento. Se trata, sin más, de una circunstancia que, a la vez, supone una ocasión para reinventarse  y hacer que los problemas no sean obstáculos para crecer sino la puerta de entrada a innovar y mejorar.

Y, si de convertir crisis en oportunidad se trata, aquí está servida la historia de Cuponstar,  la startup líder en LATAM que provee y organiza programas de beneficios para que las empresas los ofrezcan a sus empleados.

Todo empezó en el año 2009, en el sur del continente, en la culturosa Buenos Aires, allí, dos veinteañeros, amigos inseparables, fanáticos de las matemáticas, concibieron la idea de la compañía precisamente cuando se dirigían a un recital, para el cual habían obtenido cupones de descuento pero mediante un procedimiento tortuoso y decididamente pre digital.

Así, Agustín Perelman, por aquel entonces estudiante de Ingeniería Industrial y Brian Klahr, que hacía lo propio en la carrera de Dirección de Empresas, tuvieron la idea de crear una solución por la cual la gente pudiera acceder a los cupones a través del móvil, mediante el simple método de enviar un mensaje de texto que contuviera el nombre de la promo a un número, sin tantas complicaciones.

La propuesta tuvo un éxito rotundo, la gente se enganchó pero algo no funcionó: los proveedores de beneficios aceptaban gustosos hacer los descuentos pero no querían poner ningún dinero extra más. Decidieron ofrecer estos descuentos, pero sin costo alguno, a empleados de grandes empresas, como parte de un paquete de beneficios que les proponía Recursos Humanos.

De esta manera nació Cuponstar, una plataforma que ya tiene una cartera de 500 clientes en toda la región, a través de los cuales llega hoy a 500,000 empleados a  quienes les  ha entregado más 100,000,000 de cupones en 10,000 comercios adheridos y más de 2,000 beneficios.

Empresas como Sony, McDonald’s, H&M, PedidosYa, PepsiCo, Cabify son algunas de las corporaciones que trabajan con la plataforma, que ha llevado su modelo también a Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay.

La contundencia de sus métricas no es, sin embargo, resultado de un camino sin virajes ni nuevos escollos.

Como la resiliencia y la reinvención están en su ADN, Cuponstar aprovechó como pocos el desafío que para todo tipo de emprendimientos supuso el coronavirus y rediseñó sus contenidos para adaptarlos a las nuevas demandas de los colaboradores de las empresas, la mayoría de las cuales relacionadas con la idea de suministrar un salario emocional. Esto en un contexto donde los lugares habituales de disfrute de los cupones abruptamente habían dejado de funcionar, sean restaurantes, cines, shoppings, tiendas, gimnasios o teatros.

Pese a este contexto inusitadamente adverso, Cuponstar aceleró su crecimiento y logró sumar 110 nuevos clientes corporativos durante 2020 y otros tantos en el acumulado de 2021, lo que la llevó a terminar el año pasado con una facturación de USD$2 millones, el doble que el período anterior.

«Los primeros meses de 2020 fueron duros. La oferta tradicional, nuestro caballito de batalla, dejó de funcionar. En paralelo, empezamos a notar la necesidad de las organizaciones de adaptar los beneficios para sus colaboradores en esta coyuntura. Así fue que reinventamos nuestro contenido», dice Perelman.

Según la plataforma de análisis Loyalty 360, a nivel global, el 60% de los consumidores que usan cupones digitales reportaron que los beneficios son más importantes ahora que antes del Covid-19.

“Nuestra misión es ayudar a las organizaciones a mejorar su relación con sus colaboradores y clientes a través de Programas de Beneficios de calidad, que ayude a generar un sentido de pertenencia hacia la empresa y un beneficio adicional al salario percibido. Somos expertos en desarrollo de tecnología y alianzas comerciales”, suma Klahr

En el último año, la compañía experimentó un crecimiento de 7% mensual y cada empleado que usa Cuponstar logra un ahorro promedio  de USD$60.

El futuro del negocio no es menos prometedor. Se espera que al final del 2022 el negocio de beneficios en América latina mueva USD$90,000 millones. «En 2017, los ingresos fueron la mitad, alrededor de USD$47,000 millones», detalla Perelman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.